LA POLICÍA MEXICANA LANZÓ GASES CONTRA LOS MIGRANTES

0

Los migrantes finalmente derribaron la valla fronteriza que les impedía el paso hacia México. Desde el miércoles en la mañana llegaron a la frontera de México con Guatemala unos 240 agentes de la Policía Federal a bordo de dos aviones Boeing 727 de la institución que aterrizaron en Tapachula, lo que provocó el “agradecimiento” del Presidente de EU, Donald Trump.

Hoy, el Canciller mexicano, Luis Videgaray, aseguró que en el paso de la caravana migrante de hondureños, que transitará por México para llegar a Estados Unidos, “la prioridad del Gobierno será el bienestar de niñas, niños, adultos mayores y mujeres embarazadas migrantes”.

Tecún Umán, Guatemala, 19 de octubre, Miles de migrantes de Honduras de la caravana que el sábado salió de San Pedro Sula saltaron hoy el cordón policial e ingresaron a México, en donde, de acuerdo con algunos medios, fueron recibidos con gases lacrimógenos.

Imágenes de Pie de Página –un colectivo de periodistas mexicanos– muestran a niños y mujeres restregándose los ojos y a un alguien pidiéndoles que “no se los restrieguen”.

Según Luis Videgaray, Canciller mexicano, su prioridad era “defender a niños y mujeres”.

Esos niños y mujeres que iba a “defender” son los que aparecen en el video, llorando.

Las personas, unas tres mil y entre las que hay hombres, mujeres y niños, salieron este viernes del parque de Tecún Umán, en el departamento de San Marcos, y se dirigieron a la frontera, donde los esperaba una fuerte presencia militar de lado de Guatemala. Después de momentos de tensión, por el sofocante calor y el hacinamiento, la multitud sobrepasó el cordón policial y se limitó a cruzar la frontera ante la mirada pasiva de los agentes.

La caravana atravesó el puente sobre el río Suchiate y se dispersa por territorio mexicano con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

El Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, denunció que los miles de hondureños de la caravana migrante entraron “por la fuerza” a México y que “lastimaron” a policías mexicanos. Según Navarrete, las autoridades mexicanas habían llegado a un acuerdo con los migrantes para que entraran a México de manera “ordenada” en grupos de entre 50 y 100 personas para ser revisados, pero la caravana “incumplió” el acuerdo.

Aseveró que la entrada a México estuvo organizada por “grupos específicos” que pusieron por delante a mujeres embarazadas y niños, lo que definió como “un acto atroz”.

Los migrantes de la caravana, que partió el pasado sábado del norte de Honduras, lograron forzar la valla de la frontera de Guatemala y entrar en México, muchos de ellos corriendo, mostrando gestos eufóricos y saludando con los brazos abiertos.

Desde el pasado 14 de octubre, un día después de que la caravana saliera de la ciudad hondureña de San Pedro Sula, la Cruz Roja asistió a un total de 768 personas, a las que les brindó traslados, apoyo psicosocial, atención prehospitalaria, distribución de agua y restablecimiento de contacto con sus familiares.

 

                                                                                 

 

Header banner