INTEGRAN RED SÍSMICA EN SAN LUIS POTOSÍ

0

Resultado del impulso que desde el gobierno del Estado se da para fortalecer las acciones en Protección Civil, se llevó a cabo la integración de una red sísmica que consiste en la instalación de nueve estaciones sismológicas, tres con sismógrafos de banda ancha y seis con sismógrafos de periodo corto, que se instalarán en los municipios de Villa Hidalgo, Cerritos, Armadillo de los Infante, Ciudad Fernández, Aquismón, El Naranjo, Ciudad Valles, Tamasopo y San Ciro de Acosta.

Este desarrollo en tecnología permitirá crear programas de prevención de desastres y mitigación de daños causados por eventos geológicos de alto riesgo que pueden ser desencadenados por la sismicidad.

San Luis Potosí no es considerado como una entidad donde se registren sismos de resultados catastróficos; sin embargo, algunos sismos de intensidad baja o media podrían desencadenar otro tipo de fenómenos, como deslizamiento de laderas, hundimientos e inestabilidad de taludes, que podrían poner en riesgo la vida y el patrimonio de las familias potosinas.

De acuerdo con un estudio de la Coordinación Estatal de Protección Civil, en los últimos años se ha presentado un incremento en el número de eventos. Por ejemplo, en lo que va del año se han registrado siete sismos con magnitudes entre 3.7 y 4.3 grados en la escala Richter, principalmente en la Zona Centro, no obstante a nivel histórico las zonas Media y Huasteca son las más susceptibles a este tipo de fenómenos.

Según información contenida en un registro histórico, de 1978 a la fecha, en la Zona Media se han presentado 40 sismos, en la Huasteca 20, en el Altiplano 14 y en la Zona Centro los siete sismos registrados este año.

Para el actual gobierno es primordial retomar los estudios geológicos de fenómenos que pudieran afectar a la población, a través de este proyecto que, entre otros objetivos específicos, tiene el identificar áreas sísmicas y determinar estructuras sismogénicas en las zonas Media y Huasteca.

De igual manera se busca determinar el origen de los sismos; localizar epicentros en tiempo real mediante el monitoreo de la red sísmica, identificar riesgos geológicos por sismicidad en localidades de las Zonas Media y Huasteca, determinar la recurrencia de sismos y su afectación, diseñar modelos geológico-geofísicos para localizar las zonas de riesgo.

Otro objetivo es elaborar encuestas para determinar la intensidad, en escala de Mercalli, en las zonas afectadas, y distribuir en las zonas de mayor riesgo sísmico, folletos; y finalmente hacer difusión por otros medios de comunicación con información preventiva, incluyendo las lenguas tének, pame y náhuatl.

Header banner