LA DERECHA RADICAL ACONSEJA A TRUMP INVADIR MÉXICO Y DICE QUE LOS GASES LACRIMÓGENOS SE COMEN CON NACHOS

Migración

0

El presidente, Donald Trump, tiene un canal de noticias favorito para informarse, Fox News, y un programa en el que se siente casi en casa, Fox & Friends. Esta mañana, Trump ha amenazado en la red social Twitter con cerrar la frontera con México de forma permanente si este país no devuelve a los inmigrantes, “muchos de ellos criminales fríos como la piedra”, a sus países de origen “en avión, en autobús o como quiera”.

Algunos argumentos son ya conocidos, y el presidente los ha repetido hasta la saciedad. Tom Homan, que fue director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) y ahora suena en los mentideros de Washington como posible sustituto de Kirstjen Nielsen al frente del Departamento de Seguridad Nacional, aseguró este domingo en Fox & Friends que la culpa de que “haya una caravana en la frontera” es que “el Congreso ha fracasado a la hora de actuar” y resolver los agujeros que, a su juicio, tienen las leyes migratorias.

Entre ellos, citó por ejemplo que los menores indocumentados tengan que ser liberados en cuestión de horas, o que no haya cárceles suficientes para mantener a los adultos (casi un millón) custodiados durante años hasta que se resuelvan sus peticiones de asilo.

Rob Colburn, que fue vice director de la Patrulla Fronteriza, defendió en ese mismo programa hoy lunes el uso de gases lacrimógenos para frenar una marcha de inmigrantes en la frontera de Tijuana (junto a San Diego, California) que querían pasar por la fuerza o forzar que se tomen en consideración sus solicitudes de asilo. Según las autoridades estadounidenses, lanzaron piedras contra sus agentes, que están reforzados por más de 2.000 miembros de la Guardia Nacional y unos 6.000 militares con licencia para matar si lo creen necesario.

Usar gases lacrimógenos fue una medida “natural”, según Colburn, y “una buena manera de disuadir a la gente sin causar daños duraderos”. En su opinión, los gases lacrimógenos son sólo spray de pimienta, tan inofensivo que “podrías ponerlo en tus nachos y comértelo”. En las imágenes del incidente de ayer en la frontera se pudo ver sin embargo a madres con bebés en brazos huyendo del lanzamiento de gases, mientras los niños lloraban desconsolados.

El ex supervisor de ICE Jason Piccolo dijo en el mismo programa el domingo que “algo hay que hacer” con la caravana porque “va a ser un problema”, y sugirió poner a jueces de inmigración en los mismos puertos de entrada en la frontera para resolver las peticiones de asilo.

La comentarista Ann Coulter apostó el sábado en Fox por una solución diferente: invadir México. Ante la sorpresa incluso de la entrevistadora, Coulter calificó a los inmigrantes que acuden a la frontera a pedir asilo de “invasores”, y apostó por entrar “una yarda en México” para frenarles a tiros: “[Ronald] Reagan invadió Granada y Granada era mucho menos amenazante para los estadounidenses que lo que está ocurriendo en nuestra frontera”.

Header banner