CANADÁ: ABRIÓ EL REGALO DE NAVIDAD DE SU EXNOVIA 47 AÑOS DESPUÉS DE RECIBIRLO

Regalo

0

En los días previos a la Navidad de 1971, la adolescente Vicky Allen le dio a su novio Adrian Pearce, de 17 años, un obsequio navideño. Ocurrió en la localidad candiense de Edmonton, pero la emoción del enamorado joven al recibir el presente no duró nada. Muy pocas horas después de ese momento dichoso, Vicky decidió romper el noviazgo y con eso, el corazón de su ex que, enojado por la ruptura, arrojó el regalo abajo del árbol navideño de su casa y prometió no abrirlo nunca más.

Pero el tiempo pasa y algunas promesas se rompen. 47 años después de aquel suceso que marcó la vida de Pearce, hoy casado con otra mujer y con hijos, el hombre decidió finalmente desenvolver el regalo hecho por su ex poco antes de abandonarlo.

El enojo inicial de Pearce al arrojar hace casi cinco décadas el regalo debajo del árbol de Navidad se fue convirtiendo con el correr del tiempo en un ritual. Cada año, al acercarse el tiempo de los villancicos, el hombre, como para no perder las esperanzas de un reencuentro, colocaba el paquete sin abrir debajo del tradicional pino. Con los años, sus hijos le requerían que por favor abriera el presente, empujados por la curiosidad. Pero él se negaba sistemáticamente.

«Lo conservé porque tenía esperanzas de que nos reconciliaríamos y lo abriríamos juntos. Ahora, después de 47 años se volvió un hábito mirarlo y tener el placer de no abrirlo. Quizá no quiera saber lo que hay adentro, es más emocionante así», dijo en su momento Pearce al portal canadiense CBC.

Este año, finalmente, la esposa de Pearce no aguantó más ver ese paquete envuelto en papel azul brillante bajo el árbol de su casa y conminó a su esposo a abrirlo. Entonces, el hombre se puso en contacto con Vicki, su ex, y la historia del regalo se compartió y se expandió masivamente con toda la fuerza que ofrecen para estas cosas las redes sociales.

Así fue como Adrian, su esposa Janet y Vicki, la ex de Adrian, arreglaron y programaron un evento en un café de la ciudad para abrir el regalo frente a una multitud de personas que habían estado atentas a la historia y estaban ansiosos por conocer el contenido del paquete.

Header banner