LA VENTA DE MASCOTAS EMPEZARÁ A PROHIBIRSE EN 2019

0

En California, a partir del 1 de enero, ya no se podrán vender mascotas como perros, gatos y conejos. Una iniciativa que se suma a un movimiento mundial en contra del maltrato a los animales.

Las tiendas de mascotas del estado más poblado de Estados Unidos ya no podrán vender ni perros, gatos o conejos a menos que provengan de:  una agencia de control de animales, una sociedad para la prevención de crueldad hacia los animales o grupos de rescate animal; estipula la ley AB 485 que entrará en vigor junto a un paquete de otras iniciativas en el primer minuto del año.

Esta legislación es similar a la «Lucy’s Law» (La ley de Lucy) que también se hará oficial en 2019 en Reino Unido, con la que se prohibe en todo el país la venta de cachorros de perros y gatos menores a seis meses.

El objetivo del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales británico (Defra, por sus siglas en inglés) es frenar la explotación y los malos tratos a los que son sometidos los animales. «Los que quieran comprar o adoptar un cachorro de menos de esa edad, deberían de ir directamente a un refugio», explica la dependencia en un comunicado.

Lucy -la perrita que inspiró esta iniciativa- fue una cachorra de raza Cavalier King Charles Spaniel, cuyas caderas se fusionaron por la falta de ejercicio. El caso de maltrato conmovió a los británicos, quienes promovieron una campaña de recolección de firmas en 2016.

TAMPOCO SE PODRÁN COMPRAR MASCOTAS POR INTERNET

A estas iniciativas se suma la prohibición de Facebook de usar su plataforma para este tipo de comercio. Era bien conocido que a través de diversas páginas y grupos se comercializaban desde perros a todo tipo de animales, los cuales finalmente eran abandonados o víctimas de maltrato.

La red social creada por Mark Zuckerberg aumentó el nivel de prohibición y también vetó la comercialización de «partes de animales», lo que incluye la piel, los cuernos, colmillos y más, explica en sus políticas de comercio.

La regla fue establecida tras una revisión a sus políticas de uso y entró en vigor en las últimas semanas de 2018. Lo único que se puede comercializar son productos de objetos para mascotas, como jaulas, juguetes, collares y más.

Expertos y defensores de los derechos de los animales hacen hincapié a mejor utilizar procesos para adoptar mascotas.

Header banner