CRECE EL RUMOR, RAYMUNDO MARTÍNEZ SECRETARIO DE MOVILIDAD MEXIQUENSE, SERÁ SUSTITUIDO

Rumores

0
No son pocas las causas, comenzando por el lío no resuelto de la aplicación de las medidas de “seguridad” en las unidades del transporte público, las cuales, por cierto, se “cayeron” cuando en la Cámara de Diputados le dejaron al descubierto que detrás de las empresas asignadas para equipar de cámaras y botones de pánico había una turbia relación entre los accionistas y el todavía titular de Movilidad.
No faltan razones para pensar en la salida de Martínez Carbajal, sobre todo en un momento tan complicado como el que actualmente enfrentan millones de mexiquenses que han tenido que dejar el vehículo particular y hacer uso de transporte público, por falta de combustibles.
Lo malo es que en este momento de crisis queda de manifiesto el estado real de nuestro sistema de transporte público mexiquense, que supuestamente regula el señor Martínez Carbajal, el cual, por cierto, hace un año hizo el compromiso de modernizar, sanear, regular y casi que dejarlo peinado para una buena foto. Lo cual no ocurrió, al menos hasta ayer que tuve la gran “oportunidad” de subir a una desvalijada unidad de esas muchas que circulan en el Valle de Toluca.
Miles han tenido que subir a jugarse la vida a un transporte público corrompido, donde es evidente que los operadores dan todas las facilidades a delincuentes para que suban a sus unidades a saquear las pertenencias de quienes ahí viajan, que no cumplen con las mínimas normas de seguridad, y que, además, cobran lo que quieren.
Hasta hace un par de semanas un viaje, por ejemplo, en taxi, costaba en promedio 35 pesos en cualquier punto del centro histórico de Toluca, mientras que no abandonara los límites de la ciudad, pero hoy, cuando barato, el mismo viaje es de 50 pesos.
El argumento lógico es la escasez de combustibles. Los choferes de taxis dicen que tienen que recuperar rápido las muchas horas que están invirtiendo para ir a formarse frente a las gasolineras a esperar que les llenen el tanque, por lo que ahora los viajes son cortos y caros.
¿Y la secretaría de Movilidad? ¿Los inspectores que tendrían que impedir que cada quien cobre lo que le venga en gana? Pues seguramente en el mismo lugar que el titular del área, Raymundo Martínez Carbajal, a quien ya lo extrañan por su oficina, y cuando va, solamente es con el fin de verificar que siga cobrando. ¿O no?
Header banner