DURAZO RESPONDE A CALDERÓN: «SE RASGA LAS VESTIDURAS, PERO SU GOBIERNO ABANDONÓ A LA POLICÍA»

0

Mientras elementos de la Policía Federal continúan manifestándose, Alfonso Durazo recriminó ante medios de comunicación que quien abandonó a este cuerpo policial fueron gobiernos anteriores e insistió en la tesis de que hay intereses externos movilizando estas protestas. Aunque reconoció que hubo errores por parte de este Gobierno en la comunicación sobre la transición en materia de seguridad, mismos que fueron aprovechados por grupos de interés contrarios al Gobierno.

Aunque evitó nombrar a quiénes acusa de movilizar «de mala fe» a los policías, si relució el nombre de Felipe Calderón. De manera directa lo refirió cuando dijo tras las manifestaciones «hay grupos de interés ligados a la corrupción que estuvo incrustada estructuralmente en la Policía Federal», dijo.

Así, Durazo lanzó: «No es casual que hace unos momentos uno de los propios representantes de los inconformes de la Policía Federal solicitaba que Felipe Calderón fuera su representante sindical». También refirió que otros líderes visibles no son integrantes de la institución. Ejemplificó que se le dio amplio espacio en medios de comunicación a quien identificó como Ignacio Benadente Torres, quien estuvo preso por el delito de secuestro.

Durazo no reparó en tirar culpas a los Gobiernos anteriores por la situación actual de la PF, y ahí, otra mención a Calderón: «Hace más de 12 años, el entonces Gobierno tomó la decisión de sacar el Ejercito a la calle para contener el crimen ante la debilidad de policías municipales e insuficiencia de la Policía Federal. Se dijo que se darían 10 años para fortalecimiento de policial federal y municipales.  Ambas instancias fueron abandonadas por esos gobiernos; uno de cuyos presidentes se rasga las vestiduras por defender la policía federal cuando pudo hacerlo como presidente de la República», dijo.

También refirió: «Si fuera un cuerpo suficiente y adecuado no estaríamos en los niveles de inseguridad que hoy tenemos. Con esa realidad tenemos que enfrentarnos, y no podemos caer en el jueguito de quienes quieren provocarnos y señalándonos como quienes abandonamos a la Policía Federal. Si hubiesen hecho lo que les correspondía no hubiera sido necesario crear la Guardia Nacional».

Enérgico, defendió la creación de esta estrategia de seguridad afirmando que no se puede garantizar la seguridad con un cuerpo como el de la Policía Federal: «Necesitamos uno más profesional y con mayor disciplina (…) y el Ejército son los únicos que están capacitados, nos guste o no». Aunque también reconoció que por si sola no podría lograrlo.

Dijo que a quienes le han cuestionado el que no haya un mando civil les ha pedido que le pongan un nombre sobre la mesa de un civil que tenga el reconocimiento, capacidad y liderazgo para mover con eficacia a una organización como la guardia nacional integrada de base con 50,000 militares.

En cuanto a las demandas de los policías, Durazo consideró que puede haber demandas legítimas, pero considera que se deben a «fallas de mecanismos de comunicación interna paralelos a la creación de la Guardia Nacional», y a que reconocieron los sentimientos ni adelantaron las demandas que podría generar. Sin embargo, insiste que estos fueron aprovechados por sus adversarios para atacar.

Reiteró que no habrá despidos ni se obligará a nadie a pasar a la Guardia, pero dejó clara la negativa sobre una de las demandas:  «El despliegue permanente hace injustificable el bono de operación, pues dice que se justificaba por operativos que realizaba la policía, mismos que ya no se realizarán».

Por otro lado, como adelantó el presidente Andrés Manuel López Obrador este jueves por la mañana, Durazo expuso las denuncias interpuestas contra la secretarias, uno de ellos es por la adquisición de un sistema de inteligencia contratado en 2015 por 2458 millones de pesos y cuya autorización en Hacienda no se encontró.

Dijo que se hizo a través de una partida de gastos de seguridad pública y nacional, «sin asegurar las mejores condiciones del estado, violando procedimientos establecidos en la norma, provocando pagos en demasía y quedando un adeudo por 1,300 millones de pesos aproximadamente». La denuncia ya fue hecha en la Función Pública y se hará penalmente también, pues se habla de un sobreprecio de hasta 4 veces su valor.

Header banner