“MENTIRAS PARA LIBRAR LAS CONSECUENCIAS DE SUS ACTOS”: VIDEGARAY RESPONDIÓ A ACUSACIONES DE LOZOYA

0

Este jueves Luis Videgaray caso, quien se desempeñó como Secretario de Relaciones Exteriores en el periodo de Enrique Peña Nieto, respondió a las acusaciones de corrupción por parte de Emilio Lozoya Austin y las tildó de “falsas y absurdas”.

“Son mentiras inventadas para intentar librar las consecuencias de sus propios actos. El único responsable de la grave situación legal de él, su madre, su hermana y su esposa, se llama Emilio Lozoya”, señaló.

“No sorprende que Lozoya intente ahora culpar a otros para salvarse. Es una actitud que corresponde a su personalidad. Tampoco sorprende que intente culparme precisamente a mí de sus actos indebidos: desde aquellos años es ampliamente sabido que tuvimos una mala relación personal, resultado de su mal manejo financiero de Pemex, de lo que él pretendía hacer con la Reforma Energética, y de su conducta como servidor público”, abundó.

Asimismo aclaró que atenderá el llamado de la autoridad competente para esclarecer la “verdad” sobre las acusaciones y refirió que defenderá su honorabilidad ante las instancias jurídicas correspondientes.

La acusación de Lozoya

Luis Videgaray Caso me instruyó recibir a Ricardo Anaya Cortés en las oficinas de Pemex… Me instruyó a entregarle 6 millones 800,000 pesos”, relató Emilio Lozoya Austin en su denuncia interpuesta ante la Fiscalía General de la República (FGR).

En el documento, Lozoya Austin señaló que durante su reunión con el excandidato presidencial panista Ricardo Anaya, este le comentó sus aspiraciones a ser gobernador de Querétaro en aquel entonces, “y que odiaba a su contrincante, el senador Francisco Domínguez por corrupto”, pero que él había negociado con Videgaray Caso que se le apoyara en llegar a la mencionada gubernatura.

Fue así que en la primera semana de agosto de 2014, el señor Norberto Gallardo, quien es miembro del Estado Mayor Presidencial y fungía como mi Jefe de Escoltas, y a quien me comprometo a presentar para que sea entrevistado, entregó el apoyo solicitado a un enlace asignado por Anaya directamente en las instalaciones de la Cámara de Diputados, quien responde al nombre de Osiris Hernández”.

Lozoya Austin añadió que la entrega del dinero fue confirmada por Ricardo Anaya a Luis Videgaray. La entrega fue realizada en el estacionamiento de la Cámara de Diputados, apuntó el ex director de Pemex.

El exjefe de Pemex, quien fue extraditado de España el mes pasado para enfrentar un juicio por aceptar sobornos y lavado de dinero, ha buscado desviar su culpa acusando al expresidente Enrique Peña Nieto y a su exsecretario de Hacienda Luis Videgaray de ordenarle pagar sobornos con fines electorales y compra de votos en el Congreso.

Una versión fotocopiada de la declaración de Lozoya circuló en los medios de comunicación el miércoles, lo que llevó a la Fiscalía General a decir en un comunicado que no había filtrado lo que describió como «la copia de la denuncia» del exdirector de Pemex, cuyos abogados se deslindaron también del documento.

En la declaración de 63 páginas, Lozoya denunció a los expresidentes Felipe Calderón y Carlos Salinas por “actos que posiblemente constituyan delitos” junto a Peña Nieto, Videgaray y más de una docena de otros exfuncionarios.

Con diversos grados de detalle, Lozoya alegó que funcionarios y legisladores aceptaron sobornos, recibieron pagos ilícitos y se involucraron en actos de corrupción durante varios años, algunos de los cuales fueron antes de que tomara las riendas de Pemex en 2012.

Muchos ya han rechazado públicamente las acusaciones.

Entre los acusados se encuentran ex senadores, dos de los cuales se desempeñan actualmente como gobernadores estatales, otros tres exsecretarios de Hacienda y asistentes del Congreso.

Calderón supervisó la corrupción en su gobierno 2006-2012, dijo Lozoya, señalando un acuerdo de suministro de etano alcanzado entre Pemex y un consorcio liderado por la firma brasileña Braskem que López Obrador ha condenado como una estafa para el estado. Braskem ha negado esas acusaciones.

Salinas, quien fue presidente de 1988 a 1994, se había involucrado en el cabildeo para obtener negocios lucrativos para su hijo, alegó Lozoya.

Header banner