“TEN CUIDADO, A LOS QUE NO LO AYUDAN LOS CONSIDERA TRAIDORES”: LA AMENAZANTE SOMBRA DE SALINAS EN EL RELATO DE LOZOYA

El ex presidente presionó por el pago de proyectos de uno de sus hijos, según consta en la denuncia del ex presidente de Pemex.

0

El nombre Carlos Salinas de Gortari salió a relucir una vez más con la denuncia de hechos que entregó Emilio Lozoya a la Fiscalía General de la República (FGR), en donde relató cómo dirigió más de 500 millones de pesos en sobornos para la aprobación de las reformas estructurales del ex presidente Peña Nieto, en especial la energética.

Entre los beneficiados estuvo el ex presidente de México, pues en la denuncia consultada se expone que habría formado parte del aparato de complicidades y corrupción relacionados con Pemex y lo señaló como un “comisionista y cabildero” del Partido Acción Nacional (PAN).

En el apartado de la denuncia titulado por Lozoya como “Gestión de contratos por Carlos Salinas de Gortari y robo de combustible”, el ex funcionario detalló la presión del ex presidente para pagar los proyectos de uno de sus hijos, entre ellos, el que era parte de la empresa TRESE.

Tiempo atrás, Pemex había cancelado el contrato por una plataforma marítima y, de acuerdo con Lozoya, Salinas de Gortari buscaba insistentemente que se le pagaran más de 15 millones de dólares a la empresa de su hijo por dicha acción.

El ahora informante de las autoridades mexicanas señaló que poco después se enteró que en esa plataforma había tenido lugar una explosión motivada por la falta de mantenimiento, de la cual, incluso, había fotos de los daños a varios equipos.

Recuerdo que Carlos Salinas de Gortari cabildeaba a favor de los proyectos de su hijo, entre los cuales se encontraba pagarle a la empresa Trese más de 15 millones de dólares, porque Pemex le había cancelado el contrato de una plataforma marítima”, detalló.

Incluso acusó que el entonces director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José Antonio González Anaya, le dijo meses después que: “Tuviera cuidado con su concuño Carlos Salinas de Gortari, ya que quien no ayudaba a sus hijos y socios los consideraba traidores”.

Además, Lozoya informó que lo invitó a cenar con el ex presidente bajo la amenaza de que en caso de negarse “me seguirían golpeando en los medios de comunicación”. Pero, el ex funcionario mexicano habría ignorado estos comentarios al asegurarle a González Anaya que “lo buscaría”.

Carlos Salinas de Gortari fue presidente de México en el período de 1988 a 1994. Su mandato estuvo marcado por la sombra de un fraude electoral en los comicios de 1998.

Aquellos tiempos eran convulsos: alta deuda externa, inflación que en 1987 había superado el 150%, bajos precios del petróleo, pero sobre todo, una sociedad desconfiada e inconforme.

Los resultados finales de la elección debieron aparecer en las pantallas del Registro Nacional a las 19:00 en punto del 6 de julio, pero no fue así. Uno de los comisionados de la Comisión Federal Electoral (CFE) informó que el sistema de cómputo se había “caído” y que su presidente había acordado una reunión con la Secretaría Técnica para corregir el problema. El titular de ese órgano político en aquel entonces era Manuel Bartlett, el actual director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y ex Secretario de Gobernación.

Los candidatos presidenciales Cuauhtémoc Cárdenas, Rosario Ibarra y Manuel Clouthier, acudieron a las oficinas de la Secretaría de Gobernación para denunciar anomalías en los comicios. En los días siguientes se unieron para denunciar un fraude electoral y realizaron varias protestas.

El 13 de julio, al concluir el cómputo de los 300 comités distritales a nivel nacional, la CFE informó que la mayoría de los votos emitidos en la elección para Presidente de la República le correspondían a Carlos Salinas de Gortari (PRI), quien obtuvo el 50.36% de los votos, frente a un 31.12% de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, del Frente Democrático Nacional y el 17.7% para Manuel Clouthier.

La administración de Salinas de Gortari se vio marcada por la privatización de paraestatales como Pemex, CFE, Telmex y la banca mexicana.

Fue el mandatario que negoció el Tratado de Libre Comercio en 1993, a pesar de la inconformidad de miles de pequeños empresarios.

Ese mismo año asesinaron al precandidato a la presidencia del PRI, Luis Donaldo Colosio; y la vox populi señaló a Carlos Salinas como el autor intelectual.

Header banner