LLEGÓ EL CICLO ESCOLAR VIRTUAL REPLETO DE RETOS, HABLAN LOS PROFESORES

0

Este inicio de ciclo escolar 2020-2021, significa para muchos miles de maestros de la entidad, poner a prueba no sólo su conocimiento, sino también su capacidad de poder realizar su labor a distancia con cientos de alumnos que esperan ansiosos poder cumplir de manera óptima el año escolar.

Dentro de este nuevo esquema que engloba la educación a distancia debido a la presencia del Covid-19, los docentes se han enfrentado a gran cantidad de vicisitudes, muchos de ellos han invertido tiempo, estudio y dinero para poder brindar clases de calidad a su alumnado. Otros tantos han desertado en el intento, al verse imposibilitados al acceso de las nuevas tecnologías e incluso al desconocimiento del uso del internet y sus aditamentos.

Para la maestra de primaria Daisy Savedra y el musicólogo Jaime Ramos, el inicio de este ciclo escolar estará repleto de retos, sin embargo, están dispuestos a dar lo mejor de sí para sacar adelante a sus estudiantes.

“Todo es por ellos y para ellos. A unas horas de haber iniciado el ciclo escolar 2020-2021, continuamos preparando materiales, pero principalmente nuestro trabajo está encaminado a fomentar hábitos con alumnos y padres de familia que nos ayudarán a tener mejores prácticas docentes”.

“Esto incluye mucho trabajo en conjunto, donde no sólo el docente le proporcionará las herramientas necesarias al alumno, sino que también con ayuda de los padres de familia intentaremos reforzar el conocimiento y habilidades que se desarrollen en el aula virtual o como muchos en la TV”, comentó Jaime.

Por otro lado, la maestra Daisy se manifestó entusiasta por esta nueva experiencia. “Es todo un reto, nos vamos estar apoyando de algunas plataformas, si bien la educación pública ya dispuso ciertos métodos para llevar a cabo las clases como la TV y el Internet, es toda una prueba para el sistema educativo”.

“Desde los libros de apoyo, el material, la accesibilidad que pueda tener la familia de nuestros estudiantes, toda esta situación es compleja. Muchos de nuestros alumnos ya tienen a su alcance los libros de texto gratuito ciclo escolar 2020-2021 nivel primaria, en formato pdf y línea, para los que no pudieron adquirir sus libros físicos”.

“Y con eso nos vamos estar apoyando. Por otro lado, nos han hecho mucho hincapié en que realicemos cronogramas con actividades y al mismo tiempo estar en contacto con los padres de familia para resolver dudas. Debemos tener siempre una carpeta con todos los trabajos que nos envíen nuestros alumnos, pero para quienes no pueden enviarlo por la falta de internet, sus padres pueden mandar la prueba en imagen por WhatApp, en un grupo previamente armado para comunicarnos continuamente con ellos, o bien acudir a la escuela de origen y dejar los trabajos en la recepción, donde se estarán catalogando por materia, aula, grado y maestro”.

De igual modo, la maestra Alejandra Figueroa quien es maestrante en educación, la modalidad de clases en línea le requiere invertir gran parte de su tiempo, pero sin excusas realiza su labor en beneficio de sus alumnos. “Las materias que imparto son química, biología, temas selectos de química, taller de lectura y redacción así como literatura”

Esta gran docente explica que procura mezclar teoría y práctica siempre, generalmente usa la plataforma Skype y utiliza power point para la elaboración de las presentaciones, con las cuales interactúa directamente con los alumnos en vivo.

“Recientemente me decidí meter de lleno al material didáctico en línea, realizar maquetas, tener apoyo visual como cuadros, me gusta preparar las clases con pellon, foamy, hojas iris, tengo contemplado comprar un pizarrón pequeño para apoyarme ahí. Mientras tanto, he usado un viejo pizarrón que tengo en casa y lo forré con papel contac”, puntualizó.

Pero no para todos los maestros ha sido una experiencia grata el tener que adaptarse a la educación a distancia. Para Laura Lastre, maestra de primaria, esta nueva manera de dar clases se convirtió en un cambio repleto de contratiempos y nuevos descubrimientos.

Con 62 años de edad y 31 años en la profesión docente, para la psicóloga y maestra de primaria, la educación en línea le requirió adquirir conocimientos en el webinar, “Lo más difícil para mi fue adaptarme al uso de la computadora, pues no la se usar”.

Una situación compleja para Laura quien a distancia y en medio de una pandemia, tuvo que adquirir nuevas herramientas para educar a sus alumnos, situación que al final no bastó y se sintió fuera de lugar, y algo triste de no poder adaptarse a esta nueva manera de enseñar, por lo cual se vio en la necesidad de tener que renunciar. “Siento impotencia de no poderme acercar a los niños, en mi caso es muy necesario el contacto y apoyarlos, tomarles la mano para dirigir trazos de letras. Además de no convivir y escuchar sus problemas, ya que al estar de manera presencial se les reconforta y ayuda con palabras de aliento, además de intercambiar ideas con sus compañeros”.

Por último la maestra Laura refiere que preferiría las clases presenciales, pero sabe que por la pandemia es imposible, “los seres humanos somos sociales por naturaleza, y es necesario para el desarrollo cognitivo de los alumnos realizar tareas en equipo, intercambiar opiniones realización de ejercicios físicos y actividades lúdicas para un sano desarrollo emocional, de lo contrario crea individuos muy aislados, individualistas, tímidos y poco imaginativos”.

Header banner