ADIÓS PATINERAMA, LA PISTA MÁS VIEJA DE PATINAJE EN SLP

El hermano del icónico Disco Patín cerrará después de 40 años

0

Patinerama es un establecimiento de patinaje ubicado en Prolongación Moctezuma en el centro de la ciudad de San Luis Potosí que en el mes de mayo cumplió 40 años. Hoy es uno de los tantos negocios que se ha visto afectado por la crisis económica causada por el covid-19 y se encuentra al borde de su clausura. En los 80 fue abierta por Ernesto Navarro cuando una película las puso de moda y es de las pocas pistas de patinaje en las República que han logrado sobrevivir.

Gerardo Aguiñaga, administrador del lugar, recordó que el dueño tenía otra pista llamada Disco Patín, ubicada en Avenida Venustiano Carranza, que fue cerrada hace 15 años, pero que se mantiene en el imaginario de la ciudad. “Lo que hicimos bien con este lugar y por eso sigue en pie es que metimos equipo de alquiler”.

Comentó que el propósito de la pista de patinaje es “apoyar a los muchachos con sana diversión, ya que solo prefieren los celulares y las tablets”, y aunque en el sitio cada vez son más las limitaciones “seguimos funcionando”.

Aguiñaga recordó que el lugar le ha brindado muy buenos recuerdos, así como amistades, ha visto como parejas en ese lugar se enamoraron e incluso volver con sus hijos.

Patinerama se encuentra temporalmente cerrado al público, su cafetería fue abandonada por falta de clientes; en el centro de la pista en lugar de gente divirtiéndose, solo hay cubetas y bolsas para evitar que las goteras mojen el suelo y lo arruinen; todo el interior está en penumbra… sin ruido de ruedas o música disco.

Gerardo ha trabajado en el sitio desde que se inauguró. Ahora pide a las personas deberían darse una vuelta en este lugar y aprovechar sus últimos meses, ya que considera que es muy difícil que la gente regrese después de la pandemia por miedo a contagiarse.

”La pista de madera ya tiene sus años, pero aún sigue funcionando, es un lugar tradicional. No creo que haya pista para rato, ahora que la pista estaba cerrada se ha deteriorado y le falta el alma de la gente”, mencionó Gerardo.

Detalló que como último recurso se acudirá a abrir la pista solo durante los fines de semana, en un horario de 11:00 a 18:00 horas, pero apuntó que “regresar será difícil porque a los niños ya no los van a dejar salir a convivir, aunque el espacio es grande, pero la poca gente que teníamos de asistencia ya se retiró por completo”.

Gerardo dijo que en caso de que la pista sea cerrada no le quedará más que tratar de descansar, “yo ya cumplí mi tiempo, sin embargo, no será fácil porque ya me acostumbré a venir a trabajar, es como mi segunda casa”. Aunque admitió que aunque ha tenido buenos recuerdos del lugar “ni uno mismo se explica cómo sobrevivimos tanto tiempo”.

Header banner