A 10 AÑOS DEL ÚLTIMO VUELO DE MEXICANA DE AVIACIÓN

0

Hoy se cumplen 10 años desde que Mexicana de Aviación hizo su último viaje sin retorno, tras 89 años de operación. Diez años de que los aviones de la cuarta aerolínea más antigua del mundo se quedaran en tierra para siempre.

El 28 de agosto de 2010 a las 14:15 horas salió de la Ciudad de México rumbo a Toronto el vuelo MX886. Desde entonces ninguna aeronave de Mexicana volvió a volar.

Un día antes, Juan Molinar Horcasitas, en ese momento titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, explicó que Mexicana de Aviación, así como Mexicana Link y Mexicana Click dejarían de operar en su totalidad, debido a la crisis financiera por la que atravesaba la compañía.

El funcionario aseguró que el cese de operaciones no significaba que la compañía fuera a desaparecer o estuviera en quiebra, sino que se continuaría fase preliminar de la solicitud de concurso mercantil.

«Las medidas anunciadas son dolorosas para todos y cada uno de los ocho mil miembros de la familia de Grupo Mexicana, la firma de aviación más grande del país y que ha sido orgullo de los mexicanos desde hace 89 años», dijo también en un comunicado, Tenedora K, accionista de la empresa.

En las cuatro semanas previas el deterioro de la compañía se fue agravando ante la falta de flujos financieros, luego de que se tomara la decisión de suspender la venta de boletos.

Además de que no se logró llegar a acuerdos reales entre los sindicatos de trabajadores, la administración de la aerolínea, los inversionistas y acreedores, a fin de lograr una reestructura radical para darle viabilidad a la empresa.

Tras la suspensión de operaciones, la compañía siguió el proceso de concurso mercantil, por lo que continuó las negociaciones con posibles inversionistas y sindicatos.

El gobierno federal siempre negó la posibilidad de intervenir con recursos del erario para rescatar la empresa.

¿Por qué quebró Mexicana?, es la pregunta que muchos siguen tratando de responder.

Excesivos costos laborales y una mala administración, la respuesta en la que coinciden especialistas del sector aéreo.

La quiebra

El 4 de abril de 2014, tras tres años y siete meses en concurso mercantil, el Juzgado 11 de Distrito en Materia Civil declaró la quiebra de la aerolínea.

La juez rectora del concurso mercantil, Edith Alarcón, declaró la quiebra de la aerolínea y de sus filiales Link y Click. Contrario a estas tres aerolíneas, la juez aprobó el convenio concursal del Centro de Mantenimiento MRO de la aerolínea, por lo que es la única compañía que logró su reestructura después de 43 meses en concurso mercantil.

El Consejo de la Judicatura dijo en ese momento que concluía de forma definitiva el plazo de la conciliación y su única prórroga autorizada, y por ello debía «declararse de plano en estado de quiebra a la persona moral concursada Mexicana Inter, sociedad anónima de capital variable, con las consecuencias propias de tal decisión».

89 años de historia

La historia de Mexicana se remonta hasta el 12 de julio de 1921 con la fundación de la Compañía Mexicana de Transportación Aérea (CMTA), por Lloyd A. Winship, Harry J. Lawson y Elmer C. Hammond.

Mexicana fue hasta su desaparición la cuarta aerolínea en servicio más antigua del mundo, entró en operación tan sólo 16 años después del histórico vuelo de los hermanos Wright sobre las dunas de Kitty Hawk, en California.

En sus inicios, en los años veinte, Mexicana subsistió con la realización de exhibiciones aéreas de circo en distintas ciudades de la República. Entre sus filas había pilotos acróbatas capaces de hacer maniobras de alta dificultad y giros peligrosos en el aire, así como personas, que por solo cinco pesos, estaban dispuestas a dejar en sus manos la experiencia de su primer vuelo.

Años después la aerolínea comenzó a prestar servicios a la industria petrolera, donde con ayuda de las aeronaves auxiliaban en labores de topografía y con el traslado de personal técnico especializado y de maquinaria.

Armada con una flota de aviones de carga con capacidad de 3 toneladas cada uno, Mexicana fue solicitada durante muchos años para transportar mercancías y productos diversos de gran volumen, llegando incluso a ser pionera en el transporte de reses bravas, cuando el ganadero Francisco Madrazo contrató sus servicios para transportar a bordo de un C-47 una corrida de toros encerrados en cajas de madera.

Productores de café y plátano de Veracruz, Chiapas y Tabasco, así como agrupaciones pesqueras de Campeche y Salina Cruz, y la naciente industria manufacturera del centro de México y Monterrey, fueron de los principales beneficiados por este servicio.

Mexicana fue pionera en muchos sentidos. Tras consolidarse como la primer aerolínea nacional, al firmar el 12 de julio de 1921 su primer contrato para el establecimiento y explotación del espacio aéreo, Mexicana comenzó a ofrecer el servicio de transportación de pasajeros y correspondencia por medio de aeroplanos en Veracruz, San Luis Potosí, Tamaulipas y el entonces Distrito Federal, ahora Ciudad de México.

En estos vuelos los pasajeros pagaban desde 50 centavos por cada kilómetro recorrido y en cada viaje podrán transportar hasta 10 kilogramos de equipaje.

También, cuando en 1929 adquirió aviones trimotor Ford con capacidad para 13 pasajeros, Mexicana introdujo el servicio proporcionado por el primer sobrecargo, Salvador Hernández, marcando una diferencia en la forma en la que hasta ese entonces se viajaba. Posteriormente incorporó más sobrecargos, quienes se encargaban de hacer más cómodos los traslados para los pasajeros.

Header banner