“INCURREN EN FRANCAS MENTIRAS”: HUGO LÓPEZ-GATELL RESPONDE A LAS CRÍTICAS DE LA REVISTA MÉDICA BRITÁNICA THE LANCET

En la publicación se asegura que la estrategia de las autoridades de salud es la de no realizar pruebas ni rastreo de contactos.

0

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud respondió al reciente análisis de una revista británica de ciencia en la que hablaron de las muertes del personal médico a causa del virus SARS-Cov-2, categoría donde el país ocupa el primer puesto.

Sin embargo, el funcionario público aseguró que se trata de información errada, además de francas mentiras e invitó a los reporteros de la publicación a la conferencia diaria sobre COVID-19 que se realizan en Palacio Nacional, Ciudad de México, desde el inicio de la pandemia.

En primer lugar, la publicación de David Agren afirma que “la pandemía en México acumula miseria con más de 70,000 muertes”, además de supuestamente “seguir una estrategia de salud de no realizar pruebas y omitir el rastreo de contactos, pero sí utilizar los datos de la capacidad hospitalaria para el avance, entre otras cosas de la relajación de protocolos”.

Gatell, por su parte, informó que dichas aseveraciones resultan erróneas, pues el mencionado aspecto es únicamente uno de los muchos que se toman en cuenta. Añadió, por otra parte, que la meta de tener cierto número de camas vacías en los hospitales, es para garantizar que todos aquellos contagiados tengan siempre acceso a una cama en caso de requerirla.

“Hoy me llamó la atención ver una nota de una famosa revista británica, es una noticia, no un artículo científico que habla sobre México y asume cosas. Vamos a invitarles a una de nuestras conferencias de prensas, para que se enteren de lo que están diciendo, que es un error también. Como si la ocupación hospitalaria fuera el mecanismo de monitoreo, no lo es, es uno de muchos. Como si fuera un objetivo en sí mismo mantener las camas vacías. No es así. Mantenerlas vacías es para atender a personas. Garantizar que toda persona tenga un sitio dónde atenderse disminuye la mortalidad tal como se ha logrado”, informó el subsecretario.

Además, López-Gatell aseguró que lo publicado alrededor de la respuesta que tuvieron las autoridades nacionales de salud simplemente son “francas mentiras”.

Explicó que para el personal epidemiológico es de suma importancia el rastreo de contactos para cortar las cadenas de contagio, tal como se menciona en múltiples ocasiones durante las conferencias de prensa, llegando incluso a la creación de brigadas en los estados que se dedican precisamente a dicha recolección de datos o identificación de contactos.

“Hoy a propósito de una nota de prensa que no es otra cosa que eso, donde relatan con mucha soltura las características de la respuesta de México e incurren en francas mentiras como decir que tenemos una política de no realizar pruebas o no rastrear contactos. Hemos hablado aquí en más de 201 ocasiones, el papel que juegan el rastreo de los contactos para interrumpir las cadenas de transmisión y cómo ésta mecánica del rastreo, la detección de casos, el estudio de esos contactos, se llama Contención Centrada en Personas, y se estableció en México deliberadamente, propositivamente, programadamente desde antes del primer caso y ha seguido. Son precisamente las autoridades estatales las que coordinan este empeño porque son los miembros del personal de salud estatal y jurisdiccional y local, quienes hacen esta operación”, aclaró.

Por último, agradeció el trabajo que hace todo el personal de campo en los 32 estados de la República, quienes “realizan un trabajo muy dedicado para ir casa por casa haciendo promoción de la salud, explicando los riesgos, invitando a las personas a que sean atendidas oportunamente, haciendo los estudios de casos y contacto”.

En la revista británica The Lancet indicaron también, con base en los reportes de la Organización Panamerica de la Salud, que durante una encuesta encontraron que la mitad de los 97,632 trabajadores infectados en México no habían recibido equipo de protección personal en sus trabajos.

Aseguraron, por otra parte, que las autoridades de salud no hicieron frente a los informes de Amnistía Internacional en los que mencionan a México por encima de Reino Unido y los Estados Unidos en muertes de personal de salud, pero sí “calificó la comparación como injusta, pues nadie utilizó el mismo método de registro de muertes”.

Al respecto, informaron que los sindicatos estarían presuntamente coludidos con las autoridades sanitarias para mantenerse callados en el tema de seguridad laboral con el objetivo de complacer al gobierno y no atienden las demandas de los sindicalizados.

Header banner