IMPRECISA, ACUSACIÓN DE CONACYT AL IPICYT

0

El actual director del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (Ipicyt), Luis Antonio Salazar Olivo, aclaró que el monto de 557.7 millones entregados a la institución durante el periodo de 2009 a 2020 por parte del Fondo Sener – Conacyt de Hidrocarburos y Sustentabilidad no fue usado o gastado exclusivamente por el Ipicyt.

Explicó que el Instituto encabezó las gestiones que se realizaron para obtener fondos que, finalmente, se distribuyeron entre diferentes centros y entidades de investigación, como el Instituto del Petróleo, el propio Conacyt e incluso la misma Secretaría de Energía (Sener).

«Estos recursos se asignaron a consorcios capitaneados o liderados por el Ipicyt, pero no significaba que nosotros tuviéramos el usufructo exclusivo de los 557.7 millones de pesos. Nunca fue así», declaró el investigador y funcionario científico.

Precisó que fueron alrededor de nueve diferentes consorcios los que aprovecharon estos recursos y que «en algunos casos los siguen aprovechando para tratar de desarrollar combustibles más amigables con el medio ambiente».

Salazar Olivo también negó que el Ipicyt haya sido «gran beneficiario de los fideicomisos extintos»; en la gráfica de Conacyt  publicada en este mismo diario, se puede observar que el Instituto ocupa el séptimo u octavo lugar entre las instituciones del país beneficiadas que ahí se representan.

Finalmente, de las acusaciones de la titular del Conacyt, María Elena Álvarez Buylla, de que su antecesor, el potosino Carlos Cabrero, benefició a su esposa con 392 millones de pesos destinados a un centro de investigación que sólo operó por un año, el entrevistado dijo que si en este caso hay sospecha de delito, se debe presentar denuncia para que se investigue y no solo ventilar el tema en los medios, ya que si no se aclara, puede afectar la imagen de la comunidad científica – tecnológica de todo el país.

Header banner