ENFRENTA EL CENTRO DESORDEN Y CIERRES

0

Diciembre será la «prueba de fuego» para la Unidad de Gestión del Centro Histórico (UGCH) ante la proyección de ventas que se tiene por parte del comercio establecido.

A pesar de que algunas cortinas de locales en el Centro Histórico se han levantado ante nuevas inversiones, no han sido suficientes para recuperarse del cierre de 200 comercios establecidos a raíz de la tendencia en desaceleración económica traída desde el año pasado y acentuada por la pandemia de Covid-19, sostuvo el empresario Alberto Narváez Arochi.

La recuperación podría verse afectada aún más ante la invasión del ambulantaje, sostuvo el vicepresidente de la organización Nuestro Centro, Francisco Acosta Leos.

Apuntó que son ya mil 800 los comerciantes informales que invaden la vía pública en el primer cuadro de la ciudad, lo que representa una competencia desleal para con los negocios establecidos ya que estos esquivan los impuestos.

Indicó que a pesar de que se ha solicitado en varias ocasiones el apoyo de la UGCH para resolver el tema de los informales, no se han obtenido buenos resultados, por lo que agregó que en diciembre se verá si ésta va a trabajar o no.

Así mismo, el presidente local de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Juan Servando Branca Gutiérrez, respaldó las acciones solicitadas en cuanto a restablecimiento del orden en el comercio en el primer cuadro de la ciudad, sostuvo que existen comercios que distan mucho de ser economías de supervivencia e incluso muchos de los establecidos desearían tener el tipo de dividendos que obtienen algunos de los que ejercen actividades informales.

«Lo que necesitamos es que se actúe siempre conforme a derecho, siempre levantaremos la voz en conjunto para señalar estas situaciones que no benefician a una ciudad tan señorial y tan próspera en su momento, como lo es San Luis Potosí».

Añadió que a pesar de que para el Centro Histórico hay buenas intenciones y proyectos que lo apuntalan a ser uno de los mejores no únicamente a nivel nacional sino en Latinoamérica, ello podría no ser, si el turismo al llegar no visualiza un Centro ordenado y calles donde se pueda transitar libremente, puntualizó el líder empresarial.

Alberto Narváez Arochi señaló que los negocios más afectados por los cierres fueron los restaurantes, hoteles, papelerías y en su mayoría pequeños negocios establecidos en el primer cuadro de la ciudad.

«Llega la pandemia y nos agarra muy débiles sobre todo desde la perspectiva de los pequeños comercios, siempre las políticas públicas buenas o malas inmediatamente ejercen una consecuencia en ellos», agregó.

Header banner