PROTESTAS DESQUICIAN LA CIUDAD POTOSINA

Trabajadores del Hospital Central, coheteros, ambulantes de La Pila y taxistas realizaron bloqueos.

0

Ayer, martes de caos vial. Manifestantes estrangularon la ciudad y los potosinos fueron tomados desprevenidos en el Centro Histórico y las principales vías rápidas de la ciudad.

El martes de protestas comenzó con la de trabajadores sindicalizados del Hospital Central que pararon el servicio de urgencias para pacientes no graves, le siguieron vendedores de pirotecnia, posteriormente comerciantes ambulantes de La Pila y taxistas de Villa de Arriaga.

Los trabajadores del Hospital Central Ignacio Morones Prieto iniciaron su protesta desde la noche del lunes en el nosocomio, por el impago de su sueldo y adeudos acumulados por 50 millones de pesos en prestaciones.

Los trabajadores marcharon por la avenida Salvador Nava Martínez, hasta bloquear los accesos al distribuidor vial Benito Juárez, hecho que obligó a la Policía Vial de San Luis Potosí y de Soledad de Graciano Sánchez a desviar el tráfico vehicular.

Por otra parte, comerciantes de la delegación de La Pila bloquearon los accesos a la Alameda Juan Sarabia, para exigir marcha atrás a un intento de reubicación de vendedores programado por el Ayuntamiento de la Capital.

Los inconformes provocaron el desvío de más de 20 rutas del transporte urbano de pasajeros, afectando a miles de pasajeros.

Al mismo tiempo, vendedores de pirotecnia hicieron lo propio para protestar en las calles.

Para rematar, en el centro de la ciudad, operadores de automóviles de alquiler ligados al Movimiento Antorchista, repitieron la protesta en la que exigen el reconocimiento a algunas rutas de transporte rural en el municipio de Villa de Arriaga, cerrando los accesos a la calle 5 de Mayo, desde Pascual M. Hernández, hasta el crucero con la Calle Agustín de Iturbide.

Header banner