PANDEMIA MODIFICA NÓMINA DECEMBRINA A LA BAJA: CÁMARAS

0

En condiciones que llevan a San Luis al borde del semáforo rojo, no guardar distanciamiento es cosa común, pero este viernes, a los usuarios de los servicios financieros les pegó la falta de operación de al menos 4 sucursales de una institución bancaria que cerraron sus puertas supuestamente por caída del sistema.

Los bancos, por ejemplo, permiten muy largas filas sin asegurar que sus clientes respeten el distanciamiento con otros. La Unidad Municipal de Protección Civil anunció gestión en las empresas para que propicien el distanciamiento.

En el caso de la calle Allende, en las dos sucursales bancarias que se ubican en el mismo eje se apreciaban muy largas filas de personas en algunos casos de hasta más de 100 metros, sólo para utilizar los cajeros automáticos.

A diferencia de esa condición de usuarios en las ventanillas se apreciaba mayor flujo de personas con trámites que desahogaron con rapidez y a distancia. Sin embargo sí se notaba la falta de lugares para servicio por el cierre de una de las instituciones bancarias en el cruce de la avenida Venustiano Carranza y Uresti.

En todos los bancos de la zona centro se apreciaban filas muy largas de personas esperando extraer su dinero de los cajeros.

Header banner